Compadecencia

‒ ¿Podría usted proporcionarnos una descripción de la encauzada?

‒ Parecía una de esas duermevelas curvadas que tan pronto se bifurcan hacia el inminente arrebatar el azul al calor del fuego como hacia el violento entrechocar de candiles contra maledicencias, pero si se la observaba con detenimiento podía apreciarse que tenía un sabor muy parecido al que se desprende, en pequeñas escamas parpadeantes como si fueran de obsidiana o ― tal vez y para los menos exigentes ― de una muy poco frecuente variedad  de olorcillo impreciso a costumbre de no dejarse intimidar por el aletear impertinente que producen los miedos cuando se los obliga a abandonar a sus vástagos en mitad de un temporal, de la tendencia tan acusada que tienen ― no todas, pero sí muchas y sobre todo las de colores lentos ― las embocaduras de determinados instrumentos que, siendo de percusión aun sin descartar que los pueda haber de cuerda, se empecinan en cabalgar a lomos de bolas de nieve que, antes o después, terminan por derretirse.

‒ Comprendo. Pero díganos, ¿la observó con el detenimiento suficiente como para poder apreciar tantos detalles?

‒ No tuve tiempo. La bola era demasiado pequeña, y el día uno de esos, ya sabe, terriblemente caluroso de pleno verano.

Un comentario en “Compadecencia”

  1. Un poco apabullado e infinitamente agradecido por la bonísima opinión que tiene de mí me siento en la obligación moral de confesarle (aun con harto dolor, pero en la confianza de que al hacerlo estaré expiando mi grandísima culpa) que la costumbre que con tanta generosidad me atribuye no es en absoluto mía.
    Es más, le diré:
    He abandonado a mis vástagos si no con absoluta precisión en el mismísimo centro de temporales sí en pleno día y habiendo dejado ―para mayor oprobio, del que me avergüenzo ― acostados, en sus camitas perfectamente alineadas en hileras, durmiendo a pierna suelta como angelitos a todos mis miedos.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s