Un pie delante del otro

Un pie delante del otro, camino de alguna parte
donde no se parta el tiempo
entre el ayer y el mañana.

Un pie delante del otro, camino de algún instante
donde todo sea ahora mismo,
donde nada deje nada
de memoria ni de olvido ni rastro de las pisadas.

Un pie delante del otro,
y la cabeza bien alta,
y la vista siempre al frente sin apartar la mirada
de qué adivina a lo lejos lo que los ojos no alcanzan.